Consejos de ESET para evitar el secuestro de archivos

El ransomware o secuestro de archivos es, a día de hoy, una de las peores amenazas a las que pueden enfrentarse usuarios y empresas. Las infecciones por este tipo de malware escalan posiciones mes a mes. De hecho, según el servicio Virus Radar (link is external) de ESET, durante los últimos 30 días se ha situado como la sexta amenaza más detectada entre los usuarios españoles. Este tipo de infección cifra los archivos del ordenador, de forma que no se pueden recuperar a menos que se pague un rescate por ellos -y aun así, el pago no garantiza su recuperación- o que los usuarios hayan sido previsores y dispongan de copias de seguridad.

Uno de los problemas más frecuentes es que buena parte de las empresas y muchos usuarios no disponen de copias de seguridad o que las que se han realizado no se encuentran actualizadas. En este caso, se ven abocados a la pérdida de sus archivos o a ceder ante el chantaje de los delincuentes.

A día de hoy existen numerosas familias de ransomware, algunas de ellas tan conocidas como Cryptolocker, Filecoder o Torrentlocker. En las últimas semanas hemos vivido varias campañas de propagación de malware de este tipo que utilizaba a conocidas empresas españolas, como Correos, para engañar a los usuarios haciendo que ejecutaran códigos maliciosos que acababan por cifrar sus archivos.

ESET

Comparte en tus redes: