Los que se apropiaron del espacio son adolescentes que canalizaron la necesidad de mostrarse en un foro administrado por una persona anónima. Las imágenes de alto contenido erótico y pornográfico invaden por estos días diferentes soportes digitales sin ningún tipo de control: la situación fue alertada a UNO por sus lectores a través de mensajes. Llegar hasta el material no demandó mucho esfuerzo ni tiempo, solamente disponer de una cuenta de Twitter.

Contenido completo